Ignorantia iuris/legis non excusat: El desconocimiento no exima de la culpa. Por desconocimiento, por imprudencia, por precipitación, etc., muchas acciones digitales de marketing que se emprenden rozan o incumplen los límites legales. Cuatro tipo de infracciones son las más comunes, y que vamos a desvelar en dos post en mi web www.javiermarques.es

  • Infracciones del entorno online
  • Infracciones con la propiedad intelectual e industrial
  • Infracciones de la Protección de Datos
  • Infracciones con consumidores y usuarios

Desarrollamos las dos primeras en este post, y las dos siguientes en unos días en otro post.


Infracciones del entorno online

Lo primero que debemos saber en este apartado, es que cualquier acción de marketing online debe tener identificado al emisor, el CIF y quien está detrás, bien sea una persona o una empresa. Estas infracciones están reguladas por la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de Información y Comercio Electrónico.

Muchos de los problemas vienen por culpa de las Cookies. Si una web no tiene la política de cookies bien implantada, se podrán poner reclamaciones en este sentido. La ley obliga a poner en conocimiento del usuario lo que aplican las cookies y la posibilidad de no aceptar esas cookies. En esta política de cookies, bajo mi punto de vista, debe advertirse al usuario cuáles sin los efectos de este producto en dicha web, y debe haber aceptación expresa de dichas cookies, porque una web no puede coger el rastreo sin tu consentimiento.

Otros de los problemas pueden aparecer porque la web de la empresa carece de los obligatorios textos legales o porque los que poseen han sido copiados de otras páginas de Internet que no tiene la misma actividad y requerimientos. Toda la información legal debe identificar perfectamente al emisor: denominación social, domicilio, email, datos del Registro Mercantil, licencias y permisos, número de colegiado (si procede), CIF/NIF…

Para finalizar este apartado, a parte de un perjuicio económico de una infracción, podemos tener también un daño en nuestra reputación. Como ejemplos, un cliente descontento con el producto de una tienda online, empieza a difamar y hablar mal de ella por las redes sociales, o una Universidad Online que imparte un Grado de Ingeniería, y no ha detallado si esta Grado habilita o no para una profesión regulada en España, y sus estudiantes, al acabar se dan cuenta de que no, y lo difunden también por redes sociales, creando una grave crisis de reputación para dicha Universidad Online. Para intentar solventar problemas de este tipo, debemos gestionar bien las quejas y sobre todo de forma rápida. Si nuestra reputación se ve afectada en la Red de Redes, debemos ponernos en manos de un Perito Judicial Tecnológico (mirar en http://cnipj.es) que nos propondrá una estrategia similar a la siguiente: generar una evidencia digital de que esa campaña que te perjudica, reclamar que se retiren las pruebas, luego generar las pruebas, con todo esto redactar un informa pericial visado y poner una demanda con dicho informe desarrollado por un profesional acreditado, como son los pertenecientes al CNIPJ.


Infracciones con la propiedad intelectual e industrial

¿Libre de derechos es lo mismo que gratuidad total?. A veces confundimos conceptos, y podemos estar cometiendo un delito o una infracción atentando contra la propiedad intelectual o industrial. Estos infracciones las encontramos en el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, de la Propiedad Intelectual y en la Ley 15/2007 de 3 de julio de Defensa de la Competencia.

Hoy en día están muy de moda los memes de personajes públicos. ¿Puedes usar imágenes conocidas o de personajes públicos para crear un meme?.  La respuesta es complicada, pero si se interpreta como una acción comercial si puede ser sancionable. Se debe citar siempre la fuente y pedir autorización expresa.

No existen los bancos de imágenes y fotografías libres de derechos. Muchos de ellos se pueden reproducir en ámbitos domésticos o académicos, pero nunca para uso comercial. Lo mismo pasa con los videos virales, siempre debemos tener autorización o autoría de los recursos. Te recomiendo leer siempre las condiciones y licencias, y si contratas a una agencia, firma no ser responsable de lo que ellos hagan.

Hay empresas o personas que usan como palabra clave la marca de un tercero más reconocido o de un competidor para bloquear al competidor o para que, al teclearlo, por ejemplo en Google, salga su publicidad primero en el buscador. Os recuerdo que el uso no autorizado de una marca de un tercero es competencia desleal, y te pueden reclamar daños y perjuicios. Esto es difícil de demostrar, pero hoy en día los Peritos Tecnológicos, lo pueden llegar a demostrar todo.

Hay webs donde se puede ver el futbol de la LFP, películas o series en streaming o descargas de contenidos. La LFP y las productoras de las películas y series rastrean esos dominios y mandan avisos a los anunciantes para que paren de promocionarse con esos métodos. Lo que debes hacer es vigilar bien donde aparecen tus campañas para no aparecer y verte involucrado en plataformas de piratería o de dudoso contenido.


Hoy hemos visto dos tipos de infracciones de marketing online, en unos días tendréis otro post desarrollando las otras dos. Espero os resulte de interés esta información.


Bibliografía:

  • http://www.wipo.int/wipo_magazine/es/2011/02/article_0007.html
  • Revista Emprendedores
  • http://e-legales.net/infracciones-frecuentes-en-la-red-comportamientos-castigados-por-la-ley/

En fecha 24/02/17 se ha publicado en el enlace de abajo, el post que sigue a este.

Ignorantia iuris/legis non excusat. ¿Problemas legales con el marqueting online? (2/2): http://javiermarques.es/marqueting-online-2


Te pido que compartas y me ayudes a difundir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone