Me apetecía escribirles sobre lo que se cierne en nuestras cabezas, o más concretamente sobre nuestros sistemas y nuestros datos, la amenaza de la nueva moda: ser experto en ciberseguridad, o como hay algunos que se autodenominan, ser hacker, ser CSO, ser CISO, etc…

Vengo a decir, que no me gustan para nada las modas pasajeras. No hace muchos años, aun recuerdo la moda “profesional” de ser emprendedor… de la construcción. Recuerdo que cuando yo estaba estudiando oposiciones a profesor de FP, o sacándome mi Máster en Ingeniería Telemática en la Universidad Politécnica de Valencia, conocidos míos, me llegaron a decir que “para que vale estudiar una carrera si después acabaras cobrando unos miseros 1000€ al mes, y yo siendo escayolista de la construcción gano eso cada tres días”… qué tiempos aquellos, que nuestras futuras viviendas las estaban levantando desde la nada auténticos “profesionales” de la construcción, de la electricidad, de la escayola, de la fontanería… madre mía, así está ahora ese tipo de viviendas, 10 o 15 años después medio derruidas (lo digo por experiencia propia). Véase este último párrafo sin generalizar a los verdaderos trabajadores de la construcción, que puede y haberlos haylos…

Aquel momento fue de “profesionales” de la construcción con el bolsillo a rebosar, el boom en que todos eran promotores o constructores, las startups de la época. Ahora vamos a trasladarlo a nuestros días, todos somos expertos en ciberseguridad. Analizamos por qué y está claro gracias a noticias como las que adjunto. En España prima la pela, y ya si eso, la profesionalidad.

Como ven, las noticias de que los expertos en ciberseguridad serán los futuros ricos, y también de que hay muchísimo trabajo en este campo, copa todos los titulares. Evidentemente, después de esto, en nuestro pais, salen este tipo de expertos de debajo de las piedras, y todos son los mejores, los más expertos, los más preparados.

En los mil congresos que copan este ámbito profesional hoy en día -por cierto, hay “expertos” que están en todos y no se cuándo trabajan ni en que trabajan-, se habla de muy ciberseguridad y de mucho ciberseguridad, parafraseando a M punto, pero si te detienes en el detalle, en el fondo, no hay tutía. Muchas veces, son profesionales que hablan de paja, que hablan sin haber “fusado” nunca eso de lo que hablan. Pero es la moda, y vende mucho. Con camisetas de Superman, con chandal, con deportivas, con capucha, y con muy pocos trajes para parecer más cool, que nos lo dicen desde marketing.

Por favor, que nadie de los que este ahora mismo leyendo esto, que no deja de ser una simple y humilde opinión personal, crea que por tener estudios o por no tenerlos se es más o menos experto en una materia. Yo tengo estudios en Ingeniería Telemática, y no me creo experto de nada, como mucho currante de la materia, pero nunca experto, y menos experto seguido de la palabra ciberseguridad, que tan gran abanico de campos comprende. Para ser experto, con mis superneuronas, posiblemente, debería perder la cordura, y creo que ni así. El campo de la ciberseguridad es tan extenso, que hay que partirlo en muchos subcampos y especializarte en uno de dichos campos. Similituando -palabrón inventado- , hay médicos, expertos en traumatología, o en cirugía, pero no hay médicos expertos en medicina, demasiado amplio. Con este símil se entiende que no hay expertos en ciberseguridad, hay profesionales en ciberseguridad, y como muchos expertos en redes, o en sistemas operativos, o en criptografía, o en análisis forense…

Como me gusta hacerme un café y charlar con “profesionales” y profesionales en dichos congresos o charlas de ciberserguridad, y esta gente -que igual no tiene ni ha tenido abuela- dice sin pudor que a ellos es imposible que les accedan desde fuera de sus sistemas porque tiene un firewall, un router con los puertos cerrados o porque tiene el último modelo de antivirus instalado, -uffffff que lejos de la realidad vivimos-, nadie piensa que el amigo enemigo que tiene nuestros datos le dejamos pasar previa llamada a la puerta. Toc toc, hola soy el señor Google y la señora Facebook, ¿podemos pasar?… bueno mejor así,  toc toc, hola soy el señor Google y la señora Facebook, vamos a pasar 😉

En cuanto a la lucha encarnizada entre algunos de los famosos informáticos españoles que se disputan quien es el mejor hacker o el mejor experto en ciberseguridad de España, la relación de españoles implicados sería interminable, haciendo verdad aquel viejo y sombrío dicho: No hay combatiente más peligroso que un español acorralado y con un arma en la mano. Gana no el mejor, sino el que tiene amigos en más altas esferas, o el que lleva mejor camisa de Superman o de Son Goku.

Las cosas como son: muchos de los supuesto hackers o expertos en ciberseguridad son fulanos con suerte. Astutos y calculadores como la madre que los pario, pero con la fortuna sentada en el hombro como el loro del pirata, parafraseando al gran Arturo Pérez-Reverte.

Y al final, como se podía prevenir en la empresa para la que trabajan muchos de estos expertos en ciberseguridad, llegó la tragedia y los datos y los sistemas se esfumaron como el humo del tabaco, pero nadie sabe cómo, cosas de la informática. Estoy de viaje, dicen, o, eso no esta dentro de mis atribuciones.

Para finalizar esta tira cómica, aunque profunda y personal del estado de los expertos en ciberseguridad en España, decir desde lo más profundo de mi corazón, que tengo la creencia que hemos perdido, como pais, o como conjunto de países, o como conjunto de naciones dentro de un pais -venga va, lo que os apetezca según vuestros signo político- el control de la educación profesional, y puede que no consigamos recuperarlo en mucho tiempo. Pase la siguiente moda profesional por favor, ¿que os parece si nos ponemos todos a instalar placas solares en el sótano? 😉


PD. Cuidado, que haber profesionales de ciberseguridad los hay, como la copa de un pino, aunque este post va dedicado a esos que son sin serlo. Igual si te mosqueas al leerlo es porque lo eres sin serlo, animo amigo.


Te pido que compartas y me ayudes a difundir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email