Ahora que ha pasado todo el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica, vamos a ver de forma práctica lo que Facebook sabe de nosotros.

Si sabemos lo que Facebook sabe de nosotros, nos podemos hacer una idea de la información que pueden hacer servir a favor o en contra de nosotros, tanto Facebook como otros, si esa información se “extravía”, como ha pasado ahora mismo.

Unos 150.000 usuarios españoles parece que se han visto afectados (información por confirmar aunque se habla de esa cifra). Lo peor, que esos datos pueden acabar en manos de una compañía de marketing político, con todo lo que ello conlleva.

Facebook tiene datos nuestros que ni me acordaba o ni sabía que tenía. Para probarlo, nos ponemos manos a la obra.

Primero vamos a: https://facebook.com/settings  y buscamos el enlace “Descarga una copia de tu información”, que vemos debajo de la pantalla.

Después pinchamos en “Crear mi archivo”, para que Facebook empiece a recopilar la información para mandártela.

En unos momentos recibimos varios correos, uno de que se está procesando, y otro con que ya está disponible la información para descargar.

Al descargar la información nos damos cuenta que el archivo no es pequeño, y será muchísimo más grande cuanto más utilices el Facebook. En mi caso es de unos 130Mb. Esto es así porque posee las fotos, los videos, etc… que has subido a lo largo del tiempo que tienes Facebook activo.

Una vez descomprimido ese archivo, vemos que tiene las carpetas de abajo. Y un archivo index.htm que es el que abrimos para que nos muestre el índice de contenidos.

Abrimos el archivo index.htm, y solamente con esto ya vemos información nuestra. Esta la información de ahora mismo, pero también toda la que has dado a lo largo de los años. Facebook no pierde detalle de tu vida presente y pasada, ¿así puede estudiar tu futuro?.

No vamos a detallar todo el índice, porque hay partes que están claras. Por ejemplo, fotos o vídeos, poseen las fotos y los videos de todo tu paso por Facebook.

Información de contacto ya nos empieza a dar paso a información de la que yo no he dado permiso. Tiene toda mi agenda telefónica del móvil. Yo no se la he prestado, ni vendido, por lo menos de forma consciente. ¿Cómo es posible?. La respuesta es fácil, tienes la aplicación de Facebook instalada en tu móvil. ¿Leíste la palabrería que debes aceptar para que se pueda instalar la App?. Ahí radica nuestro problema, en dar aceptar a todo sin leer.

Además, pensemos que WhatsApp o Instagram son de Facebook, así que más leña al fuego.

En el apartado de Amigos, están todos nuestros “amigos” de Facebook, con su fecha de inicio de amistad. Además los amigos que hemos borrado, los no aceptados, las peticiones enviadas, etc… Información de la que seguro ya ni te acordabas.

En Mensajes, he alucinado porque Facebook guarda todo, todo y todo. Están todos los mensajes privados desde los inicios. Y da igual que los borres, aquí está todo. Evidentemente, aquí y en las capturas de todo el post, he borrado información confidencial. Todos los mensajes de todos mis contactos de todo el tiempo, guau, mola el GRAN HERMANO.

Aún podemos seguir cabreándonos un poquito más. En Seguridad puedes rehacer todas tus localizaciones que has tenido en todo tu vida facebukera. Muchas IPs, cookies, geolocalización… Evidentemente, todo sacado de tus localizaciones del Smartphone y de las IPs de tus conexiones por el ordenador.

Si vas al apartado anuncios, Facebook recoge y guarda todos tus clicks en anuncios, y podéis imaginaros todo lo que puede saber de vosotros. Por ejemplo, en la captura de abajo podéis ver que últimamente yo estoy interesado en el cambio de ley electoral, en Michael Schumacher o en el Maratón de Madrid, entre otros.

Para acabar, tiene la información de todas las aplicaciones que tenéis instaladas en vuestro Smartphone. Más información que seguramente no recuerdas haber “prestado” a la empresa del tío MARK. Las tiene todas. Da igual que seas iOS o Android.

Imaginar todo lo que tiene Facebook de un servidor, y pensad que desde Septiembre de 2017 decidí desinstalarme WhatsApp del móvil, pero hasta ese día, la información que poseen de mi es inmensa, y desde ese día es un poco menos pero también es inmensa.

No valdría con desinstalar Facebook, deberíamos desinstalar WhatsApp e Instagram, y quedarnos aislados del mundo. En un futuro estudiaremos estas dos aplicaciones a ver que encontramos que comparten.

Mi conclusión, si no queremos desinstalar todo y estar “incomunicados”, debemos ser conscientes de todo lo que entregamos a las Redes Sociales. Además creo que los organismos públicos y las empresas como Facebook deben empezar a ponerse las pilas en estos campos, porque creo que estas y algunas otras prácticas deben regularse pronto, si no quieren que los usuarios empecemos a presionar o incluso a desconfiar, más aún si cabe.


Te pido que compartas y me ayudes a difundir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email